lunes, 18 de enero de 2010

Agua descalcificada: No potable sin tratamiento posterior

Hoy, en el foro de nuestra web Depuradoras Online, nos han realizado una consulta que nos gustaría compartir con todos nuestros lectores, ya que parecen ser muchos los interesados en este tema

El descalcificador es muy útil para evitar incrustaciones en la caldera y tuberías de agua caliente, así como mejora la suavidad de la ropa de la lavadora, conseguimos que en lavavajillas salga el cristal transparente, da un tacto más suave a la piel y al cabello, etc.

Pero es importante saber que el agua descalcificada no es potable, al menos sin un tratamiento posterior.

Vamos a empezar por explicar a grandes rasgos cómo funciona el proceso de descalcificación:

Las aguas vienen cargadas de calcio y magnesio, cuando entran en contacto con las resinas del descalcificador, por su afinidad quedan retenidas y son intercambiadas por un iones de sodio. Se ha producido el intercambio de iones.

Así el calcio y el magnesio han sido parcialmente eliminados del agua, pero en cambio el agua ahora tiene un alto contenido en sodio.

Según la legislación española toda agua que tenga un valor superior a 150 mg/l de sodio es agua no potable.

Ingerir habitualmente agua con altos niveles de sodio no es saludable, sobretodo para personas con sensibilidad al sodio (tensión alta, ciertas enfermedades cardíacas, etc).

La mejor SOLUCIÓN a este problema es instalar en la cocina un equipo de ósmosis inversa, para que disminuya la salinidad del agua descalcificada (eliminará el sodio en un 90 + 96%), por lo que el agua tendrá unos valores óptimos.

Los equipos de ósmosis inversa domésticos además eliminan nitratos, impurezas, sólidos y bacterias presentes en el agua. Es un equipo de fácil instalación y si tenéis un descalcificador es la solución más efectiva y económica.

1 comentario:

  1. En cuanto a regar las plantas con agua descalcificada, hay que tener en cuenta que, como ya hemos comentado, el agua que proviene del descalcificador tiene un alto contenido en sodio. Esto, a la larga puede ser dañino tanto para las plantas como para el suelo, que acumulará sales.
    Lo mejor sería sacar una toma de agua previa a su paso por el descalcificador para regar. Otra solución bastante económica sería instalar un equipo de ósmosis inversa a continuación del descalcificador. Que nos serviría tanto para beber como para regar las plantas.

    ResponderEliminar