miércoles, 19 de mayo de 2010

Purificador microbiológico del agua

Tecnología de filtración de Punto de Entrada por membrana de fibra hueca

El purificador microbiológico del agua es un equipo compacto, ideal para viviendas rurales aisladas y países en vías de desarrollo, donde se están buscando soluciones sencillas y eficaces para obtener agua potable purificada para las necesidades diarias de agua potable e higiene.

La tecnología de membrana hueca para tratamiento del agua provee una de las formas más sencillas y efectivas, tanto para aclarar como para desinfectar el agua.

Las membranas de fibra hueca utilizan la exclusión física a agua de filtro. Los muros poliméricos de los mechones de membrana tienen billones de poros que actúan como colador para filtrar las partículas, turbidez y patógenos al mismo tiempo que permiten el flujo de agua a través de la membrana con un bajón de presión
virtualmente inexistente.

Las membranas de fibra hueca están disponibles ya sea a niveles de microfiltración (con un filtrado nominal de aproximadamente 0.2-0.1 micras) o ultrafiltración (con un filtrado nominal de aproximadamente 0.05-0.02 micras).

La eficacia y rendimiento de las membranas de fibra hueca UF está basada en el tamaño de los poros, distribución del tamaño de los poros, permeabilidad, área de superficie, características de ensuciamiento y consistencia de la membrana.

Nuevo sistema de purificación del agua

La mismas membranas de grado industrial, que ya han sido comprobadas en las plantas de tratamiento de agua en todo el mundo, han sido incorporadas al nuevo purificador central de agua, elaborado para aplicaciones residenciales de punto de entrada y aplicaciones comerciales/industriales de menor escala. Incorpora un proceso de filtración de dos etapas que aborda los problemas tanto de sabor como de olor al mismo tiempo que purifica el agua para aplicaciones en todo el hogar o comerciales.

La primera etapa utiliza carbón activado granulado (CAG) para pre-filtrar el agua y eliminar sabores y olores desagradables, tales como los del cloro. La segunda etapa utiliza miles de mechones de membrana de fibra hueca patentada. El agua fluye de adentro para afuera a través de los poros con un tamaño nominal de 0.02 micras; la membranas eliminan físicamente del agua la turbidez, bacterias, virus, y quistes. Los sistemas no requieren energía eléctrica para filtrar el agua.
Utilizando solamente la presión de agua del orificio de entrada, estos sistemas pueden filtrar hasta 11 galones (42 litros) de agua por minuto. La unidad utiliza electricidad solamente para hacer funcionar un controlador programable para programar los retrolavados. Cuando hay fallas eléctricas (cuando se va la luz), los sistemas pueden seguir abasteciendo agua purificada siempre y cuando haya presión en las tuberías de agua. Cuando vuelve la luz, los sistemas reanudan su programa normal de retrolavado.

Debido a que las membranas son extremadamente eficaces, el sistema tiene una caída de presión mínima (~ 2.5 psi por 3 gpm /0.17 bar por 12 lpm). El purificador tiene un sistema de retrolavado diario incorporado, el cual hace un lavado de la membrana “a través de la pared” cada 24 horas, usando agua pre-filtrada, y por lo general no requiere mantenimiento durante todo un año. Los sistemas vienen en una variedad de tamaños, con una altura de hasta 64 pulgadas (165 cm), tienen una base de 18 pulgadas (46 cm) y pesan solamente 100 libras (45.5 kg) al estar vacías.


Para más información contacte con nuestro departamento técnico de Potabilización del Agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario