viernes, 15 de octubre de 2010

La Huella hídrica de los alimentos


La huella hídrica es un concepto relativamente nuevo, pero de vital importancia para un mundo sostenible.

Tres datos extraordinarios sobre los que pensar: para producir un kilo de ternera son necesarios 16.000 litros de agua, un kilo de maíz requiere 900 litros de agua y para taza de café hacen falta 140 litros.

Cada cifra es el resultado de un largo proceso de investigación, en el que se han contado los litros de agua usados a lo largo del proceso.
El concepto de huella hídrica, pretende que el consumidor comprenda que tras un producto, no está sólo lo que hay en el paquete. Sea una pieza de carne o una prenda de vestir, todo producto tiene tras de sí una huella hídrica, que cobra aún más importancia cuando se habla de exportaciones. Ya que, un país que exporta un producto, también está exportando agua virtual.

Los países importadores ejercen una presión significativa sobre los países exportadores, por poner un ejemplo, en Pakistán la producción de algodón secó el río Indo, perjudicando gravemente a los pescadores y las poblaciones de la zona del Delta.

Un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid ha calculado la huella hídrica española. Cada residente en España necesita por término medio un millón de litros de agua al año. Si comparamos la necesidad de agua con los recursos hídricos de que disponemos cada año, concluimos que los españoles tenemos un balance negativo en agua. Es decir, que cada año consumimos 16.000 Millones de metros cúbicos (un 36% del consumo total de agua) que proviene de otros países.

De toda esta agua que consumimos, un 90% se gasta en alimentarse y un 10% en bienes de consumo y otros servicios.

Lista del agua necesaria para la producción de algunos alimentos:
1 vaso de leche: 200 litros
1 taza de café: 140 litros
1 bolsa de patatas fritas: 185 litros
1 rebanada de pan: 40 litros
1 huevo: 135 litros
1 manzana: 70 litros
1 hamburguesa: 2.400 litros

Además de la cantidad de agua consumida, sería importante saber si su origen es sostenible, ya que los asentamientos humanos, actividades industriales y agropecuarias no se deberían desarrollar en zonas con menor recurso hídrico.

Si bien esto es una cuestión de ordenamiento territorial, y quizás poco podemos hacer a nivel personal, si que está en nuestra mano realizar un consumo más responsable.

Podemos disminuir el consumo de carne, sustituyendo una parte de este por otras fuentes naturales de proteínas (como el pescado, los huevos, lácteos, soja ecológica, cacahuetes, pistachos, almendras y legumbres como las lentejas, que son de origen vegetal y contienen una cantidad considerable de proteínas).

La protección de los recursos naturales está en nuestras manos.

Fuentes de información: Catorce6, Más información de la Huella Hídrica, Algunos datos visuales sobre la Huella Hídrica.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Blog Action Day: 15 de Octubre Día del Agua


En este preciso momento, casi mil millones de personas siguen sin acceso a agua potable, limpia y bebible. Es decir, prácticamente una de cada ocho personas en el mundo están expuestas a enfermedades que es posible evitar e incluso a la muerte por algo que la mayor parte de nosotros damos por hecho.

El acceso al agua potable no es solamente un asunto de Derechos Humanos. Es un asunto medioambiental. Un asunto que afecta a los animales. Un asunto de sostenibilidad. El Agua es un asunto global, nos afecta a todos.

El Blog Action Day o Día de Acción Blog es un evento anual que tiene lugar cada 15 de octubre y que une a los blogueros del mundo escribiendo sobre el mismo tema en el mismo día, este año el tema será el agua.

Desde nuestro blog te animamos a que distribuyas la información por la red y participes el próximo viernes 15 de octubre con tus post o comentarios.



Algunos temas que se tratarán entorno al agua:

El Agua como Derecho Humano: en julio, Naciones Unidas declaró que el acceso al agua potable es un derecho humano. Hoy, cerca de mil millones de personas carecen de acceso a agua potable.

Mujeres: en África, las mujeres son predominantemente las responsables de recolectar el agua. Caminan más de 40 mil horas horas cada día cargando con cisternas de casi 20 kilos de peso para llevar agua a sus comunidades, agua que, pese a todo, no es apta para el consumo.

Océanos contaminados: la contaminación no es únicamente nociva para el medio ambiente, también es cara. Las muertes y las enfermedades provocadas por las aguas costeras contaminadas cuestan a la economía global 12 mil millones de dólares al año.

Ríos inhabitables: los ríos y lagos europeos están contaminados con sustancias químicas peligrosas bioacumulativas y persistentes. Los niveles de contaminación de las aguas gallegas son las terceras más altas de Europa.

Huella alimentaria: ¿conoces la huella acuática de tu comida? Se necesitan 75 litros de agua para hacer un vaso de cerveza y 15.500 litros para un kilo de carne de vacuno. ¿Cómo te quedas?

Guerras del agua: muchos académicos, investigadores y analistas políticos atribuyen el conflicto de Darfur, al menos en parte, a la falta de agua. De hecho, un informe encargado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo constató que durante el siglo XXI, el agua se convertirá en una de las principales causas de conflictos en África.

Huella tecnológica: millones de litros de agua viajan a través de nuestras plantas generadoras de energía para poner en funcionamiento. Por ejemplo, ese nuevo iPhone tan chulo que tienes en tu bolsillo necesita medio litro de agua para cargarse. No parece mucho, la verdad pero si multiplicas esa cantidad por los millones de iPhones que se han vendido en el mundo y la cosa cambia. Y cargamos el móvil cada día...

Agua embotellada: una botella de medio ligro de agua cuesta en España una media de un euro. Ese mismo dinero es lo que cuestan 1.000 litros de agua del grifo. En los sitios donde el agua de grifo es potable, el agua embotellada parece una frivolidad de otros tiempos.

Granjeros contra Animales: Cuando el agua se hace más escasa en África, los agricultores no sólo compiten entre sí, sino también con los animales, incluyendo a los elefantes. Forzados a un estrecho contacto con los agricultores, los elefantes destruyen las cosechas y causan estragos en la agricultura, provocando a su vez, que los agricultores recurran a la violencia para proteger sus cultivos y las fuentes de agua.

Infancia: Cada semana, cerca de 38.000 niños menores de 5 años mueren por falta de agua potable y por condiciones de vida poco higiénicas.

Huella de la ropa: la camiseta de algodón que llevas puesta ha necesitado más de 1500 litros de agua en su fabricación, y tus pantalones vaqueros casi 7000 litros. ¿No llevas nada de algodón? Los tintes y las fibras sintéticas utilizados para hacer tu ropa generan residuos que se encuentran entre las principales causas de contaminación del agua.